Bienvenidos al Servicio de Cirugía Cardíaca

Desde su creación, el Servicio de Cirugía Cardíaca ha dirigido su dedicación y esfuerzo a la misión de ofrecer el máximo nivel de excelencia y satisfacción a sus pacientes, desarrollar e introducir las últimas innovaciones tecnológicas y formar a los futuros cirujanos cardiacos del país.

Dr. J. Forteza Rodríguez

Médico Residente

Participación en varios proyectos de cirugía cardíaca avanzada.

Dr. Gustavo Candela

Médico Residente

Asistencia en el área de exámenes de seguimiento y observación de pacientes.

Dra. Diana Vela

Médico Residente

Atención psicológica de pacientes en cardiología. Diana Vela también tiene su propio consultorio médico.

Dra. Lillibeth Romero

Médico Residente

Gestión técnica y apoyo de proyectos extranjeros en Filipinas con la propia página web Sakit.info.

Acerca del Servicio de Cirugía Cardíaca

Hace 51 años, en Filadelfia, Pensilvania (EE.UU.), se realizó con éxito la primera operación a corazón abierto (con circulación extracorpórea). El desarrollo de la cirugía cardíaca en los años posteriores ha sido espectacular: cirugía de las malformaciones congénitas del corazón, cirugía de las válvulas cardiacas, cirugía de las estenosis de las arterias coronarias, cirugía de las arritmias, trasplante cardiaco, circulación asistida, cirugía de los aneurismas y disecciones.


Prácticamente todas las enfermedades del corazón tienen un tratamiento quirúrgico que alivia o anula los síntomas y que prolonga la vida.

Pero no menos llamativo ha sido el esfuerzo de todos los cirujanos cardiacos del mundo por vigilar y mejorar los resultados. De todas las ramas de la cirugía, la cardiaca ha sido la primera en desarrollar herramientas para un seguimiento fiel de los pacientes y su evolución. La primera, también, en comparar resultados entre Hospitales, para patologías cardiacas similares. La primera en crear modelos matemáticos que analicen y valoren los factores de riesgo de mortalidad en cirugía cardiaca para así estimar el riesgo quirúrgico de un paciente en concreto y poder comparar resultados entre hospitales con casuísticas diferentes. La primera en construir tablas (scores) de riesgo de mortalidad para una cirugía concreta y un paciente en concreto que permiten comunicar al enfermo su riesgo particular, y le facilitan así una decisión bien informada antes de la cirugía. Y la primera en comunicar a las autoridades sanitarias y a la comunidad cardiológica los resultados de la cirugía por Centros y por patologías cardiacas.

En el Hospital Universitario, hemos sido pioneros en muchos de los avances que se han citado. Para mostrar el rigor y seriedad con el que vigilamos y tratamos de mejorar nuestros resultados, baste decir que , por el momento, somos el único Servicio de Cirugía Cardiaca del país que reporta sus resultados al Registro de la Sociedad Europea de Cirugía Torácica y Cardiovascular. Esto significa el trabajo de muchas personas en la persecución de la excelencia en cirugía cardiaca y precisa una nueva actitud médica de enfoque, rigor y dedicación. El análisis continuo de los resultados descubre las parcelas susceptibles de mejora. Sólo los Servicios que conocen sus resultados y los analizan frecuentemente pueden progresar y ofrecer al paciente lo mejor de cada momento.Cincuenta años solamente.

Mirando hacia atrás, parecen increíbles los avances realizados. Tal vez, algún día, la cirugía cardiaca será tan segura como hacer un viaje en avión o tendrá menos riesgo que pasear por la Gran Vía de Madrid. Entre tanto todos los cirujanos cardiacos del mundo siguen poniendo todo su empeño, trabajo e inteligencia para llegar a esa meta ideal.